EP20 – Mis accidentes por manejar Borracho

Cuando nos asaltan los recuerdos, recientes o distantes, los más vívidos suelen ser los relacionados con las experiencias negativas. Tengo la impresión de que los humanos estamos programados para recordar cosas malas, quizá por algún rasgo evolutivo básico que obliga al cerebro a centrarse en la mejora constante, o cuando menos a evitar momentos dolorosos para garantizar la supervivencia. Te apuesto lo que quieras a que eres capaz de recordar a la perfección todas las veces que te rompieron el corazón, o que se metieron contigo en la escuela, o te insultaron. Casi puedes sentir la vergüenza como si hubiera sido ayer. Por eso no es sorprendente que mi recuerdo más intenso, el más recurrente, es el de la vez que casi pierdo la vida en un accidente de coche. Aunque se ha ido apagando un poco con los años, sigo llevando las cicatrices físicas y psicológicas de aquel episodio.


Deja una respuesta