Sol@ contra el mundo ¿y ahora qué hago?

El proceso de superar la sobriedad se ve diferente para cada persona. La decisión de dejar de beber o consumir drogas puede llegar gradualmente con el tiempo, o puede llegar en un instante, como el accionar de un interruptor. Ya sea que la decisión se tome repentina o gradualmente, las personas que se recuperan de una adicción experimentan un desafío universal: la soledad.

Parece que no hay forma de evitarlo: la soledad es parte del proceso de recuperación. Lo sorprendente es que la soledad puede infiltrarse incluso cuando estamos rodeados de personas.

La mayoría de nosotros subestimamos el poder que la soledad tiene sobre nosotros.

Con el fin de idear una estrategia para lidiar con la soledad, debemos comprender cuán natural es en las primeras etapas de la recuperación de la adicción. 

Aquí hay algunas razones por las que:

  • Desconexión: dejar atrás la adicción también puede significar dejar atrás las relaciones, tal vez incluso tu hogar. Si estás acostumbrado a estar rodeado de seres queridos, es posible que de repente te encuentres sin amigos o familiares que te apoyen. Ya sea que hayas tenido que cortar lazos con relaciones disfuncionales para seguir adelante o que aún estés haciendo las paces con miembros de la familia, esto a menudo significa sentirse muy solo.
  • Miedo: una vez que se desconecta con éxito de relaciones poco saludables y situaciones que podrían desencadenar una recaída , es fácil caer en la trampa del miedo. Puedes tener miedo de salir en entornos sociales o conocer gente nueva debido a que te tengas que enfrentar a la ansiedad o un momento de debilidad. Parece más fácil permanecer aislado y esconderse con miedo en lugar de salir de tu zona de confort y arriesgarte a una recaída. Esto inevitablemente trae soledad.
  • Aislamiento: la desconexión y el miedo pueden conducir finalmente al aislamiento. Si bien la soledad puede ayudarlo a redescubrir su identidad y trabajar en hábitos saludables, demasiado aislamiento puede conducir a la depresión y una sensación de desesperanza. De hecho, los expertos han encontrado una conexión entre estar aislado y sentir la necesidad de automedicarse con sustancias adictivas.

Algunos expertos dicen que lo opuesto a la adicción puede ser una conexión significativa con los demás. Entonces, ¿qué significa eso para aquellos que luchan por superar un trastorno de adicción?

La recuperación es difícil, y en especial en ciertas épocas del ano. Es posible que también se haya distanciado de una familia disfuncional o que la familia se haya distanciado de usted.

La buena noticia es que practicar las «4 C» puede ayudarlo a pasar el mes de febrero y otros días y estaciones especialmente difíciles.

  • Conexión: es importante en las primeras etapas de la recuperación establecer conexiones significativas con personas que apoyarán y comprenderán el proceso. Comuníquese con un mentor que reconozca su lucha y sea una persona segura con quien conectarse durante los momentos de soledad.
  • Coraje: el coraje no es la ausencia de miedo, es avanzar a pesar del miedo. Tome algunas medidas para crear nuevos hábitos y probar cosas nuevas y saludables. Sal de tu zona de confort y prueba algo nuevo. Podría ser la nueva perspectiva que necesita para darle ese impulso de coraje que tanto necesita.
  • Comunidad: en esta era de redes sociales y teléfonos inteligentes, nunca ha sido más conveniente conectarse con otras personas que están pasando por las mismas dificultades que usted. Utilice estas herramientas para unirse a un grupo de apoyo, en línea o en persona, y tenga el valor de ser transparente sobre sus luchas. Podrías ayudar a alguien más a ser valiente en el camino. 
  • Cuidarse: Cuídese bien. La recuperación es una empresa difícil pero valiente. Es normal sentirse solo o triste de vez en cuando. Todo es parte del proceso y lo superarás. Sea amable con usted mismo y dese espacio para comprender sus propias emociones. Puede llevar tiempo desarrollar las habilidades sociales y la confianza en sí mismo en este nuevo mundo que está creando para usted. No se rinda, ¡su vida está cambiando para mejor!

1. Conozca tus disparadores

Cuanto mejor conozca una persona sus factores desencadenantes personales, las cosas que le provocan el deseo de beber o drogarse, mejor podrá planificar con anticipación las formas de lidiar con los desencadenantes. Por ejemplo, si estar cerca de personas que beben hace que alguien quiera beber, entonces es hora de salir de la fiesta, dar un paseo, etc., cuando otros comienzan a romper el champán o abrir una cerveza. Tomarse el tiempo para pensar realmente en las emociones asociadas con el consumo (ira, depresión, irritación, ansiedad e incomodidad) es un primer paso importante para controlar el deseo de beber o consumir.

2.Haga cambios positivos en su estilo de vida

Evitar las recaídas comienza con la disminución de los niveles generales de estrés, la mejora del estado de ánimo y el cultivo del bienestar. Esto significa comer sano, dormir bien todas las noches e incorporar ejercicio regular en un horario diario. Cuanto mejor se sienta alguien, más fácil le resultará manejar con gracia las frustraciones y emociones inesperadas sin recurrir a las drogas y el alcohol.

3. Establezca metas

Las metas profesionales, las metas personales, las metas para lograr con la familia o amigos cercanos y las metas de recuperación son importantes. Las personas que saben lo que quieren en cualquier ámbito de la vida aprenden a evitar el estancamiento, el aburrimiento y la depresión. Una vez que alguien tiene una idea clara de lo que quiere lograr, es importante crear un plan de acción que divida la meta en partes manejables. Realice un seguimiento del progreso con un calendario u otro programa y celebre cada victoria.

4. Aprende a decir que no

En un esfuerzo por compensar las malas decisiones del pasado, muchas personas en recuperación se sienten obligadas a decir que si cada vez que alguien les pide ayuda. Si bien es una buena idea y parte de la construcción de relaciones sólidas para dar a los demás y brindar apoyo, no es bueno ser un felpudo. Si alguien pide favores una y otra vez o ayudar a determinadas personas acaba agotando la energía y provocando estrés, es hora de decir que no.

10 tips:

  • Solo tienes una vida, No dejes que el alcohol te robe más momentos. Dejar de fumar también vale la pena.
  • Si no tienes problemas con la bebida, entonces no tendrás problemas con no beber.
  • Seguirás teniendo una vida social, tus verdaderos amigos no te abandonaran. El mundo es mucho más grande y mejor que solo beber, y aun hay mucho que puedes hacer.
  • Tírale a todo y ve lo que pega, ejemplos: meditación, AA, modalidades alternativas de recuperación, descanso, ejercicio, azúcar, alimentos saludables, terapia, terapia con mascotas, hacer amigos sobrios. ¡No se desanime si algo no funciona!
  • Es la única decisión de la que nunca te arrepentirás. Puede que a veces tengas problemas, pero nunca te arrepentirás.
  • Les diría que estar sobrio no te hará ser aburrido. los secretos que el alcohol roba en tu vida no se pueden ver desde donde estás parado ahora. Pero está ahí. Abandona el miedo, el resentimiento y la resistencia. Va a ser tan bueno, incluso cuando vaya a doler. Solo Espera.
  • Sigue pensando en ello. Siempre dará miedo intentarlo pero vale la pena … Es Lo mejor que he hecho en mi vida. Hay una gran comunidad de personas que viven libres de alcohol, no estarás solo.
  • ¡Las personas que han ido antes que tú a la recuperación, te están esperando del otro lado para animarte! Puede dar miedo, pero no tienes por qué estar solo.
  • Se necesitará todo tipo de coraje. Pero es posible. Y vale la pena.
  • Escuche a su alma. El corazón sabe lo que la cabeza no puede entender. Abre tu mente, Se cariñoso.

Deja una respuesta